Ama el problema, no la solución